Emprender en Alemania: ¿pensando en hacerte autónomo?

¿Has pensado alguna vez en ser tu propio jefe en Alemania? 

Si tu respuesta es que sí, no te debes perder este post.

Alemania es un país conocido por sus procedimientos burocráticos y hacerse autónomo no iba a ser distinto. El trámite de hacerse autónomo en Alemania es bastante sencillo. Simplemente con ir al Finanzamt y rellenar unos formularios te entregarán tu identificación fiscal.

Pero nosotros siempre vamos más allá: en este post te explicaremos una serie de factores que hay que tener en cuenta antes de emprender.

¡Es mejor tener algunos aspectos claros antes de lanzarse a emprender!

 

Trámites para emprender en Alemania

Aspectos a tener en cuenta a la hora de emprender en Alemania

Los factores que debes tener presentes al emprender en Alemania, en líneas generales, son los siguientes:

Fase de planificación

La llamada fase de planificación no diferiría significativamente a lo que haríamos para prepararnos para montar nuestro negocio en cualquier otro país: desarrollar nuestra idea de negocio y escribir el plan de negocio (Businessplan). Esta fase suele durar entre 1 y 3 meses, si ya teníamos una idea previa de qué tipo de negocio queremos emprender. Mucha gente decide emprender en Alemania paralelamente a su trabajo como empleado. Éste es otro aspecto a considerar en la fase inicial.

Financiación

Deberemos conseguir la financiación necesaria, en caso de que no dispongamos de suficiente capital propio para iniciar el negocio. Existen ayudas de la Agentur für Arbeit y del Jobcenter para emprendedores que montan un negocio partiendo de una situación de desempleo: Gründungszuschuss y Einstiegsgeld. Encontraréis más información sobre estas ayudas (en alemán) aquí.

Registro de marca y dominios

El siguiente paso es el de proteger nuestra marca y registrar dominios en internet, una vez tengamos claro cuál va a ser el nombre de nuestro negocio.

Permisos especiales

Informarnos sobre si necesitamos algún tipo de permiso especial para poder abrir nuestro negocio sería el siguiente paso. No todos los negocios necesitan autorizaciones especiales, dependerá del tipo de actividad que queramos desarrollar.

Forma fiscal

Debemos decidir qué forma fiscal nos conviene más. Hacerse autónomo como Einzelunternehmer es la forma más sencilla, pero a veces puede interesarnos fundar una empresa como tal y, al igual que en España existen las S. A. y las S. L., en Alemania existen varios tipos también: GmbH, UG, AG, etc. Podéis encontrar más información con las diferencias entre los mismos (en alemán) aquí.

Para muchas actividades es necesario darse de alta en el Gewerbeamt y, en caso de que optemos por ciertos tipos de formas fiscales, habremos de registrar nuestra sociedad en el Handelsregister.

Inscripción en el Finanzamt

Tendremos que ir a Hacienda (Finanzamt) del distrito que nos corresponda, que es el de donde resides. Luego ya ellos transferirán tu expediente al del distrito donde se ubique tu negocio, que será a partir de entonces tu nuevo Finanzamt, el cual te otorgará un nuevo número fiscal o Steuernummer.

El Finanzamt decidirá si puedes acogerte a la denominación de profesional liberal (Freiberufler) o no. Ser Freiberufler tiene algunas ventajas, ya que algunos temas se simplifican. También existe la posibilidad de acogerse a la ley del pequeño empresario (Kleinunternehmer) cuando iniciamos un negocio y no prevemos facturar más de 17500 € el primer año. En ese caso, podemos optar por no cobrar iva (Umsatzsteuer) a nuestros clientes.

Seguro médico

Debemos comunicar a nuestro seguro médico (Krankenkasse) nuestro cambio de tipo de actividad. Existen unos cálculos para saber cuánto paga un autónomo en función de sus ingresos, así como la posibilidad de pagar cuotas reducidas en ciertos casos. Podéis encontrar más información (en alemán) aquí.

Rentenversicherung

Según la profesión que ejerzamos, puede ser obligatorio o no pagar una cuota mensual para nuestra jubilación (Rentenversicherung). Por ejemplo, los profesores están obligados a pagar.

Cuenta bancaria

Abrir una nueva cuenta bancaria puede ser una opción para muchos que no quieran mezclar la cuenta personal con la empresarial. Como freelancer no estás obligado a tener una cuenta bancaria aparte, pero si realizas muchos movimientos en tu negocio puede simplificarte las cosas.  Si creas una empresa, como una UG, necesitarás al 100% una nueva cuenta exclusiva para tu negocio.

¿Necesidad de un asesor laboral y fiscal?

En caso de que vayamos a contratar empleados, debemos redactar los contratos de trabajo para los mismos. La ayuda de un asesor laboral puede ser de gran valor en este punto.

La contabilidad es otro de los puntos  a tener en cuenta. Cono autónomo o GbR, es suficiente con llevar la tesorería al día (recuento de ingresos y gastos). Pero si optas por una GmbH, debes llevar los libros de contabilidad al día, lo que supone un trabajo extra especializado, el cual muchos emprendedores no tenemos ni idea de hacer.

Localización de tu negocio

Debemos encontrar el sitio adecuado para nuestro negocio. Quizá necesitemos alquilar un local o a lo mejor nos llega con un puesto de trabajo en un espacio de coworking.

Imagen corporativa

Decidir nuestra imagen pública: logo, página web…

¡Y ya podemos lanzarnos a ganar clientes!

Espero que el post sirva para dar una idea del camino a seguir para emprender en Alemania. Si tienes alguna pregunta, puedes hacérmela llegar a través de los comentarios y las resolveré en la medida de lo posible, desde mi experiencia personal.

2018-01-07T22:18:21+00:00

About the Author:

Soy Cristina, de Barcelona, enamorada de Berlín desde que puse un pie en la ciudad. Vine para 4 semanas y llevo casi 5 años aquí. Soy Química y Matemática y acerco la ciencia a los peques en mi Laboratorio para Niños. Sigo aprovechando cada momento libre para descubrir nuevos rincones de esta inmensa capital.

Leave A Comment