Teufelsberg, la montaña del diablo. Unos de los sitios con más encanto de Berlín

Hoy vamos a conocer la historia de Teufelsberg, la montaña del diablo. Uno de los sitios con más encanto hipster de la capital alemana.

Berlín es  prácticamente llano, excepto si contamos la montaña de Teufelsberg, una colina creada con los 12.000.000 m3 de escombros que se crearon tras la finalización de la segunda guerra mundial en la zona Occidental de Berlín. Unos 400.000 m3 de ellos parece que fueron solo escombros de casas bombardeadas. Con 120 metros de altura sobre el nivel del mar, es la montaña más alta de la región Berlín-Brandemburgo.

Historia de Teufelsberg, siempre unida a la historia de Berlín.

Debido a la mala relación entre los sectores aliados (inglés, francés y estadounidense) con el sector ruso, los escombros del Berlín Oriental fueron depositados fuera de la frontera de la ciudad. Todos los escombros de Berlín Oeste tuvieron que ser arrojados dentro de la frontera occidental, es decir en Grunewald.

Después de la guerra se intentaron derribar muchos de los edificios Nacionalsocialistas que aún quedaban. Uno de ellos fue la Wehrtechnische Fakultät (La academia técnico-militar) diseñada por Albert Speer el arquitecto jefe de Hitler. Los aliados intentaron usar explosivos para demoler el edificio, pero era tan robusto que se dieron por vencidos y al final optaron por cubrirla con escombros. Así mataban dos pájaros de un tiro 😉

 

http://forst-grunewald.de/wp-content/uploads/1949-Wehrtechnische-Fakultaet-a.jpg

Wehrtechnische Fakultät en 1949 – Berlin archiv-

Durante aproximadamente 20 años todos los escombros de la ciudad de Berlín se fueron depositando poco a poco sobre la academia y el bunker para 5.000 personas que albergaba debajo de él. Cada día llegaban 80 camiones de 7.000 metros cúbicos de escombros, principalmente con la ayuda de mujeres locales llamadas Trümmerfrauen, las mujeres de los escombros. Para que os hagáis una idea os dejo un video que creo que refleja lo que estas mujeres tuvieron que trabajar. Recordemos que los hombres tras la guerra habían muerto, estaban en prisiones del ejército Ruso o estaban tullidos, por lo que todo el peso de la limpieza recayó sobre ellas.

Estación de escucha Americana durante la guerra fría

Debido a la historia que Berlín lleva a sus espaldas con un papel protagonista en dos guerras mundiales y su posterior división entre las superpotencias del mundo, la ciudad se encontró en el centro de la llamada Guerra Fría.

El espionaje y la vigilancia estaban a la orden del día en el Berlín dividido. Había unidades de escucha móviles estadounidenses, escuchando a escondidas las comunicaciones soviéticas y de la Alemania del Este a finales de los años cincuenta.

La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, en inglés) construyó aquí una de sus mayores estaciones de escucha.

Se rumoreaba que era parte de la red mundial de recolección de datos de inteligencia ECHELON, la mayor red de espionaje y análisis para interceptar comunicaciones electrónicas de la historia.

La estación de escucha era conocida por los soldados Estadounidenses como “The Hill”. Estaba situada en el sector británico y se trabajaba las 24 horas del día. Comenzó sus operaciones en Julio de 1961.

 

Teufelsberg

Teufelsberg al amanecer ¡Todo un espectáculo! – A.Savin (Wikimedia Commons · WikiPhotoSpace)-

 

Cada globo cúpula contenía antenas de satélite de 12 metros de diámetro  y el equipo de espionaje más sofisticado de la época lo que les permitió interceptar señales de satélite, ondas de radio, y otras transmisiones.. ¡Está claro que los estadounidenses y los rusos no se tenían mucha confianza!

Contrariamente a la creencia común, no hay equipo de radar en la instalación. ¡No era necesario! El radar se utiliza para detectar objetos (como aviones, misiles, objetos sobre el terreno) y para ésto ya tenían los aeropuertos de Tegel, Tempelhof y Gatow.

La función de Teufelsberg era la escucha activa de todo lo que ocurriese en la parte oriental. Los edificios y las cúpulas del radar todavía permanecen en el lugar y pueden ser visitadas, desgraciadamente previo pago. Pero merece la pena por ser uno de los lugares más increíbles del Berlín desconocido y, por qué no decirlo, uno de los atardeceres más bonitos de Berlín 🙂

 

Murales en las fachadas del edificio -By Sarahmirk – Own work, CC BY-SA 4.0-

Después de la caída del muro de Berlín

Con la caída del muro de Berlín y el final de la Guerra Fría, Teufelsberg es abandonado en 1992. Sin embargo en 1994 fue utilizado como torre de control del tráfico aéreo de vuelos civiles.

En 1996 se vende el terreno a los arquitectos Hartmut Gruhl y Hanfried Schütte por 5,2 millones de marcos alemanes. Tenían la idea de construir apartamentos “exclusivos”, un hotel con  restaurante, así como un museo de espionaje. El incremento de los costes previstos hace que abandonen el proyecto contrayendo una gran cantidad de deudas.

Los inversores aceptan la oferta del director de cine David Lynch en febrero de 2008 para vender los terrenos. El director quería junto con una fundación de meditacionistas y Yogis construir una “Escuela de la felicidad” para la meditación trascendental.

El proyecto incluía una “Tower of Invincibility” de 50 metros de alto y 12 pisos para albergar a 1.000 estudiantes. La ciudad de Berlín rechazó el proyecto debido a las quejas populares y la venta no se materializó.

En 2004 aprueban una ley según la cual Teufelsberg queda englobada como área forestal protegida. Según esta ley no es posible construir edificios o mejorar los existentes en el complejo. La ciudad de Berlín sigue buscando la forma de comprarlo y hacerlo estatal como ha pasado con el Spreepark, pero el precio que los arquitectos piden, es más alto que lo que la ciudad de Berlín es capaz de pagar. Parece que las negociaciones tomaran bastante tiempo hasta llegar a un acuerdo para ambas partes.

En 2011 Shalmon Abraham alquila el complejo de Teufelsberg y comienza a cobrar una entrada por visitar el recinto. Abraham invitó a artistas locales para que pintaran los murales que actualmente se pueden visitar. Con este pacto, Abraham mejoraba sus instalaciones de cara al público y los artistas tenían un sitio único donde plasmar su arte.

Un tiempo después el hijo de Schütte demanda a Abraham por “no respetar el contrato de arrendamiento”. Claramente una forma de recuperarlo y explotarlo él mismo.

Visita a Teufelsberg

Actualmente está gestionado de manera privada y se hacen tours turísticos en las instalaciones con explicaciones guiadas.

 

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/26/NSA-Station_Teufelsberg_%282009%29.jpg

La acústica dentro de la cúpula mas alta es increíble -By Jochen Teufel – Own work, CC BY-SA 3.0-

 

El lago Teufelsee y un paseo por el bosque puede ser un buen plan post-visita 😉 ¡Cuidado con los jabalíes!

  • Para visitarlo y comprar los tickets:

https://teufelsberg-berlin.de/

Radarstation Teufelsberg

Teufelsseechaussee 10

14193 Berlín

Cómo llegar a Teufelsberg

Teufelsberg se encuentra dentro del bosque de Grunewald. Se puede llegar en S-bahn con las líneas S3, S5, S7 y s75 y caminar hasta la estación de escucha.

2017-09-04T19:07:07+00:00

About the Author:

Me llamo Carmen pero mis amigos me llaman “pi”. Soy Cántabra de origen y Berlinesa de adopción desde el 2013. Brezel, brunch adicta y científica en mis ratos de ocio. Enamorada de la ciudad y su historia, os invito a dar una vuelta juntos a través de la maravillosa capital de Alemania….BERLIN. ¡Vámonos!

2 Comments

  1. Juan Almeyda 08/09/2017 at 10:32 am - Reply

    Hace casi un año que vivo en Berlin, que es una ciudad alucinante! He visitado un monton de parques, monumentos, museos, lagos.. Pero Teufelsberg sigue siendo mi lugar favorito en Berlin! Totalmente recomendable para la gente que visita la ciudad. Ahora antes de promocionar este lugar, puedo hablar de la historia gracias a su nota 🙂

    Saludos!

    • Hector 10/09/2017 at 8:32 pm - Reply

      Muchas gracias Juan por tu comentario! 🙂 Nuestra compañera Carmen se lo ha currado muchísimo,… y promete venir con más curiosidades de Berlín próximamente 🙂

      Por cierto, si quieres escribir algún artículo interesante sobre Berlín, ésta es tu casa 🙂

      Un saludo!

Leave A Comment