Qué tiene Múnich que le falta a Berlín

Lo confieso la primera vez que puse los pies en Berlín me sentí perdida en la gran ciudad. Aclaremos que Munich tiene 1.542.860 habitantes de acuerdo con Wikipedia y Berlín más del doble con 3.520.031 de personas registradas en su municipio. Pero hay otras razones por las que si viviera en Berlín echaría de menos Múnich.

Allianz Arena

By The original uploader was Miaers at English WikipediaLater versions were uploaded by GeeJo at en.wikipedia. – Transferred from en.wikipedia to Commons., CC BY 2.0, Link

En el horizonte no está la redondeada silueta del Allianz Arena, a menudo iluminado en rojo para celebrar la victoria del FC Bayern. Sí, la Bundesliga puede ser aburrida gana siempre (casi siempre) el Bayern pero una visita al estadio merece la pena aunque sólo sea para vivir el ambiente en un día de partido.

Marienplatz y el reloj del nuevo ayuntamiento donde los turistas esperan la hora en la que los caballeros justan para celebrar la boda entre el Duque Wilhelm V y Renate de Lothringen cuando terminó la epidemia de peste que asoló Europa en 1568. Obviamente gana siempre el caballero bávaro.

El Isar, ese río que tiene playa, vaya, vaya; donde puedes ir en la pausa del trabajo, hacer deporte, ir en bici o quedar con amigos para tomar unas cervezas de las que venden en el Kiosko del puente Reichenbach, el único abierto 23 horas al día.

kiosk reichenbachbruecke munich

Von HubertStEigenes Werk, CC-BY-SA 4.0, Link

El Jardín Inglés con su Biergarten en la torre china, el único lugar en Múnich que hay que visitar en cada una de las estaciones del año. Desde el Monopteros puedes deslizarte en trineo en invierno, en verano bañarte en el rio Eisbach e incluso si te atreves surfear, en otoño pasear entre las hojas que caen de los árboles y en primavera disfrutar de un picnic en la orilla del lago.

Surf en Munich

Hablando de Biergarten, mi mayor problema fue aprender a distinguir entre las 6 cervezas “Made in Munich” para decidir cuál es mi preferida: Hacker-Pschorr, Spaten-Franziskaner, Paulaner, Augustiner, Löwenbräu y Hofbräu. Para ello lo mejor es visitar el Oktoberfest y beber en cada una de las carpas una Maß de Helles; pero no vengáis el segundo fin de semana que es cuando nos invaden literalmente los italianos.

Oktoberfest Munich

Von Bayreuth2009Eigenes Werk, CC BY 3.0, Link

No todo es de color de rosa…porque el Boarisch (dialecto Bávaro) se las trae, porque en la capital de la católica Baviera las tiendas sólo abren hasta las 20 horas (salvo la excepción del Edeka en Hauptbahnhof que cierra a las 23 horas entre semana); porque si no tienes Trachten (traje típico) para ir al Wies’n (Oktoberfest en bávaro) te miran como si te faltara un tornillo y porque al final como ellos mismos dicen „mia san mia“ (nosotros somos nosotros).

Me doy cuenta, necesito visitar Berlín urgentemente aunque sólo sea para comprobar que la Fernseherturm en Alexanderplatz es más alta que la de Olympiapark y para encontrar lo que tiene Berlín que le falta a Múnich.

2017-11-16T11:14:19+00:00

About the Author:

Salmantina que escribe #DesdeMunichConJamón
Bloggerin y Social Media Coach en: estherpatrocinio.com
Microcuentista y profesora de ELE en la Ludwig-Maximilian-Universität

Leave A Comment