Guía para visitar Berlín en cuatro días y no morir en el intento: Día 3

¿Quieres visitar Berlín pero no tienes mucho tiempo? ¿Vives aquí, pero no sabes cómo organizar la visita de tus amigos o familiares? Desde Inside Berlín te ayudamos y te damos las claves con nuestra nueva guía.

Tercer capítulo de nuestra guía para visitar Berlín en 4 días, iremos desde Naturkunden Museum hasta Hackescher Mark. Después nos pasaremos por el East Side Gallery y daremos un paseo por algunos lugares de Friedichschain y Kreuzberg, como Boxhagener Platz y el antiguo aeropuerto de Tempelhof.

¡En este enlace tienes acceso al resto del itinerario de la Guía para visitar Berlín en cuatro días:

 

Los días son intercambiables 🙂 Puedes hacer la ruta de 4 días, hacer cada día menos intensivo o elegir las rutas de los días que más te gusten.

Lo más importante es que disfrutes al máximo tu visita a Berlín  ¡¡Comenzamos!!

Gedenkstätte Berliner Mauer (Berlin Wall Memorial)

Después de disfrutar  del Museo de la Naturaleza de Berlín (o eso espero), caminaremos a través de la Zinnowitzer Str. hasta llegar a la Bernauer str.

Allí encontraremos una de las zonas calientes de la época más convulsa de Berlín.

El Monumento al Muro (Besucherzemtrum der Gedenkstätte Berliner mauer) está ubicado en la Bernauer Strasse. y tiene una longitud de 1,4 kilómetros.

Es la última pieza del Muro de Berlín que se presenta como era realmente.

Para entender bien la guerra fría y el por qué de la construcción del muro puedes leer toda la información en el post de nuestro amigo Héctor 🙂

También tiene una entrada dedicada a las fugas más impactantes  !!Muchas sucedieron en esta misma calle!!

Este memorial es para mí sin duda, uno de los sitios de visita obligados para entender como era el muro.

El East side gallery es, en mi opinión, la cara amable. Este memorial enseña la otra cara de la moneda. Aquí se ve  en toda su crudeza como era en realidad ese muro, su vasta extensión, sus sistemas de seguridad…

En la azotea del edificio, podréis ver en el horizonte la torre de la televisión, la catedral o la Sinagoga. Tendréis además una vista privilegiada sobre la zona de la muerte (zona que estaba delimitada por los muros interior y exterior, donde se acumulaban todos los sistemas de seguridad).

La RDA comenzó la construcción del muro de Berlín, sin previo aviso, en la noche del 12 al 13 de agosto de 1961 hasta su caída el 9 de noviembre de 1989.

Durante esos casi 28 años la RDA fue mejorando la calidad y fortaleza de la construcción hasta convertirlo en una masa de hormigón armado, con decenas de medidas de seguridad que evitasen la huida de sus ciudadanos.

A finales de la década de 1980, las instalaciones fronterizas consistían en:

  • Un muro de hormigón de 2,5 a 3,6 m de altura
  • Una alarma que detectaba el movimiento.
  • Una tela metálica, con tendido de alambre de espinos y alarma de contacto.
  • Hasta su caída hubo además, en algunas partes, recorridos con perros policía (pastor alemán que podían correr y atacar libremente, aunque sujetos a una guía de cuerda), barreras anti vehículo y antitanque (erizo checo), cuya desmantelación costaría posteriormente miles de millones de marcos al Estado.
  • Un camino (iluminado de noche) para el acceso a los puestos de guardia y la circulación de las patrullas militares.
  • Torres de vigilancia (302 en 1989) equipadas con proyectores de búsqueda, que vigilaban los puestos fronterizos de día, y con un refuerzo de soldados durante la noche.
  • Pistas de control, siempre aplanadas, que servían para recoger las huellas de los fugitivos, y que no debían ser pisadas por los soldados.
  • Barreras de separación suplementarias, que superaban la altura de un hombre, y a través de las cuales se podía ver en oblicuo.
  • El muro propiamente dicho, de 3,75 m de altura, con un lado en Berlín Occidental.
  • Algunos metros de territorio pertenecientes a la RDA.

La anchura total de las barreras fronterizas variaba entre 30 y 500 m (en la Potsdamer Platz).

 

 

Bernauerstraße

La Bernauer Straße era una calle de un barrio muy poblado con edificios de viviendas a ambos lados. Tenía la particularidad de encontrarse en el límite entre el sector soviético y el sector occidental.

Para la construcción del muro en 1961 se tomaron las paredes de algunos de esos edificios ya que la línea divisoria pasaba por su fachada y por tanto las casas pertenecían a Mitte (lado Oriental), mientras que la calle se encontraba ya en Wedding (lado Occidental) es decir, dentro de la casa estabas en la RDA pero si sacabas la mano por la ventana la tenías en la RFA.

Pronto se empezarían a ver imágenes de personas saltando desde sus ventanas, y de ahí su sobrenombre de «calle de las lágrimas».

No tardaron en tapiarse las fachadas que daba a Berlín Oeste por el riesgo de fuga y las casas fueron parte de la frontera de la RDA hasta la completa construcción del muro, cuando los edificios del lado soviético de la calle fueron demolidos.

Pero mientras, centenares de personas huyeron por las ventanas, unos se descolgaron, otros saltaron y algunos murieron (ya que los soldados orientales no dudaban en disparar).

Posteriormente hubo numerosos intentos de fuga, pero ninguno de ellos tan masivo como el de las ventanas de la Calle Bernauer.

Aquí sucedieron muchos momentos históricos. Como la deserción de Conrad Schumman que paso a la historia por quedar ese momento plasmado en una foto.

 

El 15 de agosto de 1961, estaba vigilando la alambrada de lo que sería el muro de Berlín, el cual se encontraba en su tercer día de construcción, en el cruce de Ruppinerstraße con Bernauerstraße.

Aprovechando su oportunidad, Schumann saltó la alambrada y soltó el subfusil soviético, tras lo cual fue alejado a toda velocidad en un coche de policía de la República Federal Alemana (RFA). Su huida fue capturada por el fotógrafo Peter Leibing, y la imagen se convirtió en una de las más famosas de la Guerra Fría.

Otro momento histórico que vivió la calle fue la demolición de la Iglesia de la Reconciliación. La iglesia estaba condenada desde el momento que se ideo el muro, ya que la frontera con Berlín Occidental pasaba a sólo pocos metros de la entrada.

Después de la construcción del Muro de Berlín, el edificio neogótico de ladrillos construido en 1894, se encontraba en la franja de la muerte, haciéndola inaccesible para sus parroquianos. En 1985, el gobierno de la RDA ordenó la demolición.

Con su derrumbe se culmino la obra del muro a lo largo de la calle.

Tomamos el Sbahn en la estación de Nordbahnhof y nos bajamos en Oranienburgerstraße. Cualquier línea nos lleva a esta parada, solo tened cuidado de montaros en la dirección correcta 🙂 Llegaremos al barrio Judío.

Barrio judío

La comunidad judía de Berlín quedó totalmente aniquilada tras la Noche de los Cristales Rotos, cuando 30.000 personas fueron deportadas a los campos de concentración.

El actual barrio judío hace referencia a una zona del distrito de Mitte, entre las calles Oranienburger Straße, Linienstr, Rosenthaler Str., Alte Schönhauser Str. y el parque Monbijou. Esta zona de la ciudad fue ampliamente habitada por judíos en el siglo pasado, ya que se encontraba alrededor de la Stiftung Neue Synagoge Berlin y del Antiguo Cementerio Judío.

Sinagoga nueva (Stiftung Neue Synagoge Berlin)

La habrás visto en más de una ocasión desde la lejanía (Desde el memorial del muro, seguro!!).

La cúpula dorada no deja a nadie indiferente. En días de sol es prácticamente imposible no verla si estas en el centro de Berlín.

Una “Bet-ha-Knesset”, nunca ha sido un lugar exclusivamente de oración, sino también un lugar de reunión, para aprender y enseñar. La nueva Sinagoga, situada en la Oranienburger Straße, es hoy uno de los lugares más importantes de la vida judía de Alemania.

Hubo una época en que la Nueva Sinagoga era el templo judío más grande y lujoso de Alemania.

Neue Sinagoge

FOTO: tian2992

El edificio conservado, construido en estilo árabe entre 1859 y 1866 bajo las órdenes de Eduard Knoblauch era, con su refinada construcción de acero, una referencia de la ingeniería y la arquitectura del momento.

El edificio albergó conciertos públicos, incluso uno de violín con Albert Einstein en 1930.

La gran nave principal y las galerías podían acoger hasta 3000 fieles. La gran cúpula dorada, visible en la lejanía, coronaba el edificio, cuya fachada de entrada, ostentosamente adornada con ornamentos de ladrillo está flanqueada por dos torres, igualmente con cúpulas doradas. La sinagoga sufrió serios daños en la noche del Pogrom (Noche de los cristales rotos o Kristallnacht), en 1938, y nuevamente debido a las bombas de la Segunda Guerra Mundial.

Como ya hemos dicho, la Neue Synagoge ardió durante la noche de los cristales rotos. El teniente Otto, oficial de la policía del distrito, llegó allí en la madrugada del 10 de noviembre y ordenó a la muchedumbre nazi que se dispersara. Consiguió que la brigada de bomberos entrara al interior y sofocara el fuego, lo que salvó el edificio.

Las enormes dimensiones de la antigua sinagoga se pueden adivinar en la superficie al aire libre tras la parte restaurada del edificio.

Tacheles, la ultima casa okupa de Berlín

En la Oranienburgerstraße se encuentra también la ultima casa okupa de Berlín, Tacheles. Si pasáis por ahí ahora van a construir pisos de lujo. Gentrificación 1- Berlín 0.

Después de la caída del muro de Berlín el gobierno decidió demoler el edificio, que se encontraba en ruinas debido a los bombardeos producidos durante la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de jóvenes artistas procedentes de todo el mundo se adelantó a la demolición y se instaló en el edificio, de forma que lograron salvarlo.

FOTO: Wikimedia

A lo largo de las cinco plantas del edificio se podían encontrar numerosos talleres de artistas y algunos bares para tomar algo disfrutando de una atmósfera diferente, acompañados por la música de algún artista desconocido.

El patio del Kunsthaus Tacheles era el taller de excéntricos artistas que trabajaban y exponían sus obras para venderlas al aire libre.

Algunas escenas de la película Good Bye Lenin! (Wolfgang Becker, 2002) fueron rodadas aquí.

Si quieres despejarte un poco, busca con la mirada la torre de la televisión y sigue la calle Oranienburgerstraße en esa dirección, a mano derecha encontraras el Monbijoupark a orillas del rio Spree, con vistas a la isla de los Museos. Si vas en verano veras a muchos berlineses disfrutando de una cerveza y de los rayos de sol. En invierno es también un sitio muy bonito para pasear. 

 

Volvemos sobre nuestros pasos y tomamos la calle Krausnickstraße. Esta calle con la bonita torre de la Sophienkirche al fondo tiene mucho que contar. Giraremos en Große Hamburger Str. para visitar el Antiguo Cementerio Judío.

Cementerio Judio (Alter Jüdischer Friedhof)

En la misma Hamburger Straße se encuentra el Antiguo Cementerio Judío de Berlín (Alter Jüdischer Friedhof), un hogar de ancianos y una escuela,  todos bajo la administración de la comunidad judía en la actualidad.

Todas estas instituciones fueron destruidas durante la época nazi y reutilizadas con otros fines. La residencia y la escuela pasaron a ser un centro de detención de la Gestapo, por el que pasaron más de 50.000 personas antes de ser deportados a los campos de exterminio.

El Antiguo Cementerio Judío de Berlín comenzó a funcionar en 1671, fue asignado a las familias judías que vivían en la zona (la mayoría provenientes de Viena). El cementerio estuvo en activo hasta 1827.

En 1943 durante el régimen nazi el cementerio fue saqueado, las lápidas destruidas y los huesos esparcidos.

Frente al Antiguo Cementerio Judío se encuentra el grupo escultórico titulado “Jewish Victims of Fascism”, de los artistas Will and Mark Lammert, que recuerda a las víctimas de las deportaciones nazis.

En el Antiguo Cementerio Judío de Berlín se encuentra enterrado Moses Mendelssohn considerado el padre de la Ilustración judía. Este filósofo fue un ferviente defensor de los derechos de los judíos y su integración en la sociedad. Mendelssohn, le ganó un concurso a Kant en 1764, con su ensayo “Sobre la evidencia de las ciencias metafísicas” !!Ahí es nada!!

Missing House (Casa perdida)

The Missing House es solo un espacio vacío entre dos edificios, sin embargo, podemos sentir que hay otro edificio  allí. Fue destruido por los bombardeos en febrero de 1945.

The missing house

En 1990, el artista francés Christian Boltanski tuvo la idea de colocar placas con los nombres de los habitantes de la casa desaparecida en las paredes de los edificios existentes.

La combinación de los nombres y el espacio vacío sirve para recordarnos los horrores de la guerra.

Stolpersteine (Piedras del tropiezo)

A lo largo de tu visita a Berlín y más especialmente en este barrio habrás visto adoquines dorados en el suelo… ¿verdad?

Se trata de una iniciativa del artista Gunther Demnig.

Los familiares de cualquier judío deportado, que sepan donde vivía originalmente en Berlín, pueden solicitar que se coloque un adoquín dorado en la calle junto a la entrada de su antigua casa.

Estos adoquines contienen el nombre de la persona, su lugar y fecha de nacimiento y su lugar y fecha de muerte.

La iniciativa se llama “Stolpersteine” o “Piedras del tropiezo”, porque su textura diferente del resto de adoquines hace que se note al andar y llama a la reflexión.

Restos de metralla

El barrio judío fue uno de los más atacados durante los bombardeos aliados, por su proximidad con Alexanderplatz.

Mientras camináis por las calles Krausnickstraße y Große Hamburger Str. prestad atención a los edificios restaurados. En las fachadas veréis como se conserva al menos un metro cuadrado de superficie sin restaurar donde se puede apreciar como quedaron los edificios tras el ataque y los restos de metralla.

Noche de los cristales rotos (Kristallnacht)

Dado que la Oranienburger Straße era una de las avenidas principales del antiguo barrio judío, este fue uno de los escenarios de la famosa Noche de los Cristales Rotos en la que  1.000 sinagogas y 7.000 establecimientos comerciales dirigidos por judíos fueron destruidos en toda Alemania.

Interior Sinagoga Berlin tras noche de los cristales rotos

 

1938 Interior de la sinagoga de Berlín después de la noche de los cristales rotos

Aunque durante mucho tiempo se intentó hacer pasar este terrible evento como un suceso espontáneo, estudios posteriores han determinado que fue un ataque ciudadano orquestado por Hitler y Joseph Goebbels.

Volvemos en dirección a la torre de la televisión hasta el final de la Oranienburger straße hasta llegar a Hackescher mark. A lo largo de todo este paseo veras muchísimas tiendas. Si eres de hacer shopping este es tu momento 😊

Una vez allí localiza la entrada de los Hackesches Höfe (Rosenthaler str. 40/41)

Hackesche Höfe

Los patios del barrio judío de Berlín se remontan al año 1906, cuando por entonces se construyeron una serie de edificios de uso mixto, tanto para viviendas como para oficinas e incluso pequeñas fábricas.

En concreto es una sucesión de ocho patios interiores que se conectan por pasajes entre edificios de arquitectura modernista, entre las calles RosenthalerSophienstraße.

 

HackescheHöfe 5.pngHackescheHöfe- Von Manfred Brückels – German Wikipedia, CC BY-SA 3.0, Link

Tras los bombardeos de la II Guerra Mundial, este complejo de patios pasó a manos del estado. Durante varios años hicieron varias reformas y mejoras, pero no fue hasta 1.995, tras la reunificación, cuando se inició una profunda restauración. Hoy en día los ocho patios disponen de 27.000 m² para 40 empresas industriales, instituciones culturales y viviendas.

La decoración de las fachadas, en particular los que alrededor del patio principal (Hof I), es maravillosa. Diseñado por el artista y arquitecto modernista August Endell, el patio alberga el cabaret “Chamäleon”, un cine, así como varios bares y restaurantes.

 

Hackesche Höfe 3a.jpg
Hof I-Von Eisenacher – German Wikipedia, CC BY-SA 3.0, Link

Su estilo es una variante local del Art Nouveau, el Jugendstil. Como curiosidad, este estilo tan moderno no era bien visto por el emperador alemán, pero como estos patios no se veían desde la calle, los arquitectos evitaron la censura.

Callejón del pollo muerto (Dead Chicken Alley)

El famoso callejón alternativo del Pollo Muerto (Dead Chicken Alley) está un pelín escondido.

Puedes pasar por la puerta de acceso varias veces y no te darás ni cuenta. El nacimiento de este callejón se remonta a la época de la caída del muro de Berlín. En esos momentos las ganas de libertad y de romper con las normas propició el nacimiento de numerosos movimientos culturales totalmente contrarios a lo establecido.

 

Dead Chickens_BerlinDead chicken Alley-Stefano Auzzi

Debido a que estaba estrictamente prohibido pintar en las paredes de la ciudad, un grupo de jóvenes que se hacían llamar “Los Pollos Muertos” compraron este callejón para poder expresar libremente sus ideas y mensajes.

 

Dead Chicken AlleyEscaleras de la Dead chicken Alley-ITURRATE

Nos adentramos por la puerta, justo al lado del Café Cinema, un bar con encanto para los amantes del cine. Una vez dentro del callejón encontramos una zona alternativa, con graffitis y murales. El museo de Anna Frank y una tienda de recuerdos. Al fondo un edificio acoge una de las escaleras más pintorescas de Berlín, allí encontraremos una galería de arte y una librería.

 

Dead chicken alley...Dead chicken Alley-Felip Prats

Finalmente nos podremos tomar algo en el “Eschloraque Rümschrümpp“, un bar que te flipara cuando veas su estilo y decoración. Al otro lado se encontraba un gran monstruo de hojalata custodiando el Monsterkabinett, un local dedicado a criaturas mecánicas de lo más siniestras a la par que curiosas pero desde hace un tiempo ya no está. Os dejo un video para que veáis como era. Funcionaba con una moneda de 50 cts, pero no siempre, ahí radicaba la gracia. Solo funcionaba cuando el monstruo quería 🙂

http://<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/1GjSULlxeO8″ frameborder=”0″ allow=”accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture” allowfullscreen></iframe>

En la esquina un cine termina por completar la oferta cultural.

Hackescher Mark

Dirígete ahora en dirección a la estación de Sbahn de Hackeschermark. El Hackescher Markt es una plaza de la zona de Mitte,  que hacía las veces de mercado y que destaca por su amplia y espaciosa área, además de los diversos locales comerciales que se encuentran cerca.

Inicialmente la zona era un terreno pantanoso, pero el Rey Federico II de Prusia, decidió que se construyan nuevas casas y edificaciones, en el año 1750. En el año 1882 se autorizó el paso del servicio de transporte S-Bahn, construyéndose así la estación Berlín Hackescher Markt.

 

Berlin Hackescher Markt und Rosenthaler Strasse 1900.jpg
Hackescher Mark-Von Unbekannt – Album von Berlin, Globus Verlag, Berlin 1904, Gemeinfrei, Link

En la actualidad, esta zona es altamente popular por su vida nocturna y cuenta con gran cantidad de medios de transporte que llegan hasta ella. Todos los jueves y sábados se realiza un mercadillo en la plaza con puestos súper interesantes.

 

Berlin - Hackescher Markt S-Bahnhof Nacht.jpg
Hackescher Markt de noche -Von Pedelecs by Wikivoyage and Wikipedia, CC BY-SA 3.0, Link

En Hackescher markt tomaremos en sbahn S9 y nos bajaremos en Ostbahnhof.

East Side Gallery

Una vez en Ostbahnhof utiliza la salida que da al rio Spree. Cruza la calle y dirígete a la izquierda. Ahí empiezan los murales a lo largo de 1,316 metros. Es una de las galerías de arte al aire libre más larga del mundo.

 

Bundesarchiv B 145 Bild-F088809-0038, Berlin, East Side Gallery.jpg

El beso, uno de los murales mas famosos-De Bundesarchiv, B 145 Bild-F088809-0038 / Thurn, Joachim F. / CC-BY-SA 3.0, CC BY-SA 3.0 de, Enlace

La galería consta de 103 murales pintados por artistas de todo el mundo rindiendo homenaje a la esperanza por un mundo mejor.

 

East Side Gallery.JPG
East Side Gallery-CC BY-SA 3.0, Enlace

Si vais a visitar la galería en invierno no olvidéis abrigaros muy bien, el frio unido al viento y a la humedad del rio hace que la sensación térmica te juegue una mala pasada. Seguro que este consejo me lo agradecerás 😊

Al final de la East side gallery encontraras el Oberbaumbrücke, uno de los puentes más bonitos de Berlín y el favorito de quien les escribe 😊

Oberbaumbrücke

El Puente de Oberbaum (Oberbaumbrücke) es un puente de cubierta doble que cruza el río Spree. Enlaza los distritos de Friedrichshain y Kreuzberg, separados por el Muro, convirtiéndose en un símbolo importante de la reunificación alemana.

Por la parte baja del puente corre una avenida que conecta la calle Oberbaum al sur del río con la calle Warschauer al norte. Por la cubierta superior circula la línea U1 del U-Bahn, entre las estaciones de Schlesisches Tor y Warschauer Straße.

 

Oberbaumbrücke mit U-Bahn.jpg
Oberbaumbrücke-De Sarah Jane at FlickrFlickr, CC BY 2.0, Enlace

Si eres cinéfilo como yo que sepas que el puente aparece en la película Corre, Lola, corre de 1998 😉

En este punto hay dos opciones, visitar Friedrichshain o cruzar el puente y visitar Kreuzberg.

Para que no digáis que no os cuido os voy a explicar ambas rutas. Si tenéis tiempo no tenéis que elegir nada… ¡¡ambas visitas son obligadas!!

Friedrichshain

Si vas en dirección contraria al Oberbaumbrücke te adentraras poco a poco en el barrio de Friedrichshain. Si tomas el tranvía en la estación de Warschauerstr puedes bajarte en la estación de Grünbergerstr/warschauerstr, allí dirigirte a la plaza de Boxhagener platz o como la denominan los berlineses Boxi.

 

Boxhagener Platz Berlin.jpg
Boxhagener platz- Es wird Gryffindor als Autor angenommen (basierend auf den Rechteinhaber-Angaben).

En este camino encontraras infinitos restaurantes y cafés que harán las delicias de los buenos gourmets. Hay restaurantes de prácticamente todas las nacionalidades. Sera muy complejo encontrar uno solo que nos llame la atención. Los precios no son demasiado caros, moviéndose la media entre 12-15 euros por persona.

La calle Simon-dach.str. También tiene muchísimos restaurantes y sitios para dar rienda suelta a la gastronomía más internacional.

Friedrichshain es un distrito moderno y joven con mucha gente interesante. A pesar de haber sido un distrito mal visto en el pasado debido a la precariedad, en los últimos años se ha gentrificado de manera preocupante y ahora está al nivel de distritos más lujosos como Prenzlauer Berg.

Si lo que quieres es ver el Friedrichshain mas autentico o lo poco que queda de él, dirígete a la calle Rigaer Str. Allí aun aguantan casas okupas que siguen luchando contra la gentrificación de la zona.

 

Rigaer Straße
Rigaer straße-Von Achim RaschkaEigenes Werk, CC BY-SA 3.0, Link

Si tienes tiempo dirígete a la parada de Ubahn de Frankfurter tor. Allí veras las torres gemelas que se construyeron entre 1953 y 1956 como parte del bulevar Stalinallee, según el arquitecto Hermann Henselmann. Son ejemplos  de la arquitectura estalinista.

La avenida, tiene 89 metros de ancho y 2 kilómetros de largo. La bordean edificios de ocho pisos diseñados con el estilo socialista de la Unión Soviética. Al final de la avenida están las dos torres.

 

Berlin karlmarxallee kl.jpg
Karl-Marx-Allee-CC BY-SA 2.0, Enlace

El 17 de junio de 1953, la Stalinallee se convirtió en el centro de una huelga de trabajadores contra el gobierno comunista, conduciendo a una huelga nacional, que fue sofocada con tanques y tropas soviéticas.

Desde la reunificación alemana muchos de los edificios, incluyendo las dos torres, han sido restaurados.

 

Karl-Marx-Allee Block C Nord Berlin April 2006 060.jpg
Edificio estilo socialista-Von GryffindorEigenes Werk, Gemeinfrei, Link

No olvides visitar alguna tienda de ropa de segunda mano. Seguro que encuentras algo que llevarte de recuerdo o para tu próxima fiesta de disfraces 😊

Volvemos de regreso al Oberbaumbrücke esta vez cruzándolo en dirección al distrito de Kreuzberg.

Kreuzberg

Kreuzberg es un barrio realmente auténtico y con mucha vida. Se trata de un antiguo barrio obrero, conocido como el barrio turco o la pequeña Estambul, al sureste de Berlín. Tiene un porcentaje muy alto de inmigrantes que le da ese carismático toque.

Al pasar el puente sigue la Skalitzerstr. Llegaras hasta Görlitzerbahnhoff al lado del parque de Görli muy conocido en Berlín por ser un lugar donde conseguir droga fácilmente.

Sigue andando hasta llegar a Kotti (Kottbussertor). Allí podrás ver el corazón de Kreuzberg. Mercados turcos, kebaps, tiendas de trajes de novia… Todo un remix que hará las delicias del más explorador. Hay mucho que ver en cada rincón.

 

Kottbusser Tor Panorama.jpg
Kottbusser Tor-De Boris Niehaus (www.1just.de)Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace

Una vez en Kotti sigue la calle kottbusser str. En dirección al canal. A lo largo de la calle Maybachufer encontraras un paseo perfecto ya sea verano o invierno. Con puestos callejeros los domingos y mucho ambiente si hace buen tiempo.

Dirígete ahora a Hermanplatz y coge el Ubahn en dirección a Mehringdamm. En esta parada están los hitos más conocidos de la prácticamente inexistente gastronomía berlinesa, el curry36 y el Mustafa’s Gemüse Kebap, donde las colas a veces son interminables.

 

Berlin-Curry 36.jpg
Curry36-Von Er nun wiederEigenes Werk, CC BY-SA 3.0, Link

Döner kebab slicing.jpg
Kebap-CC BY-SA 3.0, Link

Si queréis una experiencia más autentica, en la zona de Kottbusser Tor tenéis grandes restaurantes turcos con precios súper asequibles. No dejéis de probar los dulces típicos como la Baklaba. ¡¡No lo olvidareis!!

Si después del atracón te ves con ganas, puedes pasear hasta el parque de Victoria (Viktoriapark).

 

Viktoriapark B-Kreuzberg 06-2017 img1.jpg
Viktoria Park -By A.Savin (Wikimedia Commons · WikiPhotoSpace) – Own work, FAL, Link

Para llegar debes seguir la calle Kreuzbergstr y llegaras fácilmente.

El significado de Kreuzberg viene Kreuz (cruz) y Berg (montaña).

No dejes de subir hasta arriba, es un paseo muy bonito. Desde abajo puedes ver las cascadas de agua. No son autenticas por lo que en invierno están apagadas.

 

Berlin-Kreuzberg Postkarte 079.jpg
Cascadas de agua de Viktoriapark-By W. Hagelberg, Berlin – http://www.zeno.org – Zenodot Verlagsgesellschaft mbH, Public Domain, Link

Puedes bajar por el otro lado del parque para llegar a nuestro destino final, el aeropuerto de Tempelhof.

Aeropuerto de Tempelhof

Primero debes llegar a la calle Columbiadamm donde veras el emblemático edificio. Una vez allí veras la entrada al parque que se ubica enfrente de la parada de Ubahn Paradestraße.

El Aeropuerto de Berlín-Tempelhof (Flughafen Berlin-Tempelhof) cerró sus puertas a los pasajeros el 31 de octubre de 2008.

 

Berlin Tempelhofer Feld UAV 05-2017.jpg
Tempelhof Feld-Von A.Savin (Wikimedia Commons · WikiPhotoSpace) – Eigenes Werk, FAL, Link

Ha sido testigo de historia alemana, europea y mundial. Hitler lo utilizó en numerosas ocasiones, allí llegó el boxeador Max Schmeling en 1936 tras derrotar a Joe Louis, y allí aterrizaron los aviones del Puente Aéreo durante el Bloqueo de Berlín.

Fue el menos utilizado de los tres aeropuertos berlineses, debido a su ubicación a apenas 5 km del centro de la ciudad. Esta cercanía impedía la ampliación de sus pistas y de sus terminales, por lo que el Airbus A340 o el Boeing 747, no podían aterrizar en él.

Hasta la creación del Pentágono, la terminal de Tempelhof fue el mayor edificio del mundo.

La terminal, tiene forma de un cuarto de circunferencia de más de un kilómetro de longitud.

Antes de la II Guerra Mundial, aterrizaban y despegaban en las pistas de Tempelhof hasta 92 vuelos diarios, cuarenta de ellos internacionales.

El diseño del aeropuerto ya contemplaba la construcción de enormes hangares anexos para el estacionamiento de aeronaves y otras instalaciones. Sin embargo, el diseño completo no pudo terminarse debido al comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

El ejército estadounidense tomó el control del aeropuerto el 2 de julio de 1945.

C-54landingattemplehof.jpg
Puente aereo sobre Berlin-Von USAF – United States Air Force Historical Research Agency via Cees Steijger (1991), “A History of USAFE”, Voyageur, ISBN: 1853100757; USAF photo 070119-F-0000R-101 [1], Gemeinfrei, Link

 

El 20 de junio de 1948, la Unión Soviética bloquea todas las rutas terrestres y fluviales hacia Berlín Oeste para que los aliados cedieran el control de los sectores de Berlín bajo su mando. Desde ese momento, la única vía de acceso a Berlín era la aérea.

En aquellos momentos las necesidades diarias eran de 4500 toneladas de alimentos. Seis días después de empezar el bloqueo el primer avión del Puente Aéreo llevo 80 toneladas de alimentos.

La USAF y la Royal Air Force británica comenzaron a aumentar los vuelos, hasta los 1400,  24 horas al día.

Esto suponía un vuelo por minuto en cada uno de los tres aeropuertos que operaban en Berlín Oeste, Tempelhof, Tegel y Gatow.

El bloqueo de Berlín, concluyó el 30 de septiembre de 1949.

Debido a la enorme cantidad de pérdidas que generaba, el aeropuerto fue clausurado y en el año 2010. Con 380 hectáreas de extensión, el parque de Berlín supera al mítico Central Park de Nueva York.

 

Tempelhof airport.jpg
Vista aerea del Aeropuerto de Tempelhof-Von USAF – http://www.wpafb.af.mil/museum/fta/bapg.htm, Gemeinfrei, Link

 

Para que entendáis las dimensiones, Mónaco, por ejemplo, solo tiene una extensión de 202 hectáreas. ¡¡Tempelhof es enorme!!!

 

 

Luftaufnahme des Flughafen-Geländes
Vista aerea del Aeropuerto Berlin-Tempelhof-Von AvdaEigenes Werk, CC BY-SA 3.0, Link

 

Los berlineses votaron hace unos años para que siguiese siendo un parque más de la ciudad abierto a todos.

Las antiguas pistas de despegue y aterrizaje o las zonas de rodaje son ahora espacios verdes. Existen áreas para barbacoas, zonas de picnic, espacios verdes  o parques para perros en los que pueden correr en libertad.

 

Tempelhofer Park 1.jpg
Berlineses disfrutando del parque-Von Robert AehneltEigenes Werk, CC BY-SA 3.0, Link

 

Entre los nuevos usos también se encuentran las huertas urbanas.

El parque cuenta igualmente con zonas que funcionan como santuario para aves. Los mapas repartidos por las diferentes entradas las señalan claramente y dan recomendaciones para no molestar a los pájaros.

Aquí termina el 3 día de viaje, ahora a descansar ¡¡el cuarto día viene cargadito 😊!!¡¡No os lo perdáis!!

2018-12-03T20:44:19+00:00

About the Author:

Me llamo Carmen pero mis amigos me llaman “pi”. Soy Cántabra de origen y Berlinesa de adopción desde el 2013. Brezel, brunch adicta y científica en mis ratos de ocio. Enamorada de la ciudad y su historia, os invito a dar una vuelta juntos a través de la maravillosa capital de Alemania….BERLIN. ¡Vámonos!

Leave A Comment